jueves, 18 de julio de 2013

Confitura de Cabello de Angel


Gracias a mi sobrina que me regalo 2 calabazas de su huerto , he podido hacer esta riquisima confitura de cabello de ángel.
Me gusta muchisimo mas que la comprada, porque es menos dulce, yo solo le pongo la mitad de azúcar del peso de la pulpa.

Gracies Xenia!!!

-Cogemos la calabaza o calabazas y las lavamos y cortamos a trozos grandes 

 -La pondremos a cocer cubierta con agua, una o dos horas (yo las deje un par de horas).
  -Escurrir y guardar el agua de la cocción ya que utilizaremos una parte mas adelante.
  -Cuando esta fría, quitar las semillas y raspar toda la pulpa con la ayuda de un cuchillo
 -Acabamos desfilando los hilos, mejor con las manos, si fuera necesario. 
-Yo, esta vez no he tenido que hacerlo ya que estaba super hilado y muy suelto.
 -Cubrimos con agua del grifo y dejamos 24 horas en la nevera.

                            
-Al día siguiente escurrimos y presionamos bien para que nos quede bien seco

                            

-Una vez bien escurrido , pesamos la pulpa y pondremos la mitad del peso en azúcar ( en mi caso peso la pulpa 1,400 grs y puse 700 grs de azúcar)

-Le ponemos un chorrito de vainilla liquida ( si os gusta), 2 ramas de canela y la piel de 1 limón.
-Removerlo todo bien.


                            
 -Le añadimos 1 vaso de agua de la cocción y dejamos cocer a fuego fuerte sin dejar de remover durante 15/20 minutos
-Pasado este tiempo, retirar del fuego y dejar que se enfrié .
Guardar tapado en la nevera (en la misma cazuela) hasta el día siguiente)

                             
-Pasadas 24 horas ( aprox) sacamos de la nevera y volvemos a poner a fuego fuerte, añadiéndole de 1/2 a 1 vaso de agua de la cocción.
-Sin parar de remover, cocer de 15/20 minutos y volvemos a guardar 24 horas en la nevera.

 - Repetimos la operación dos días mas, en total 4.


 -El ultimo día, acabamos la cocción y retiramos la canela y la piel de limón.


 -Guardar en un recipiente hermético o en botes de cristal y dejamos en la nevera hasta que lo vayamos a utilizar.

Se guarda muchisimo tiempo.